Twitter
Facebook

Gestión de Bankroll

Como comentaba en la entrada bankroll y varianza y también hemos comprobado en el reto nosebleeds de Raúl Mestre cualquier jugador de poker, por bueno que sea, está condenado a la banca rota si no respeta una correcta gestión de la banca.

Pero ¿qué es exactamente la banca? Pues bien la banca no es, ni mas ni menos que, el dinero que tenemos disponible para jugar a poker (generalmente lo tendremos depositado en una sala de poker on-line) y es una cantidad que debemos tener claramente definida. El dinero de la banca ha de ser dinero exclusivo para poker, no debemos necesitarlo para ninguna otra cosa y NUNCA, NUNCA pero NUNCA jugaremos mas dinero al poker que esa banca que previamente nos hemos autoimpuesto.

Una definición que me encantó de banca, es la que hizo el bloggero Hashito en su blog, y definía la banca como “una novia estupenda.. ¡no esperes a perderla para apreciarla!” y tiene mas razón que un santo.

No importa si eres un jugador superclase (como Raúl Mestre) si juegas fuera de banca (como hace él en su reto nosebleeds) terminarás sin fondos.

GAMBLEANDO:

Muchas veces puede resultar tentador jugar unas manos en límites por encima de nuestro bankroll (esto es lo que se conoce como gamblear), bien porque estamos en una buena racha y nos parece que los botes que estamos obteniendo son de poco dinero, bien porque estamos en medio de una mala racha y queremos recuperar rápidamente las pérdidas, sea por cualquiera de estas justificaciones o muchas otras que podemos encontrar, gamblear es sinónimo de fracaso. Lo mas probable es que terminemos perdiendo nuestro dinero o peor aún, quizá tengamos suerte y ganemos, eso nos llevará a gamblear con mas frecuencia y finalmente nos hará perder una banca incluso superior.

Pondré un ejemplo extremo de como gamblear nos puede costar la banca:

Simplificando mucho podríamos decir que “un buen jugador es el que consigue llevar sus fichas al centro contra las de su oponente cuando tiene una probabilidad superior a la de su adversario de ganar y sabe retirarse cuando está en desventaja”. Pues bien, en ese sentido AA (dos ases) es la mejor mano posible para ir all-in, concretamente si jugamos contra un sólo rival nuestra probabilidad de ganar es del 85%. Es decir, nuestra probabilidad de perder es del 15% o dicho de otra manera, de cada seis veces que vayamos all in perderemos en 1 ocasión (aproximadamente). ¿ 1 de 6 os parece algo tan improbable?

EXPERIMENTO:

Cojed un dado:


Lanzarlo a la mesa e intetad adivinar que número va a salir, no es tan difícil, ¿verdad?…Pues bien, cada vez que acertamos estríamos perdiendo una mano con dos ases de mano.

Además de que por supuesto, la mayoría de las veces no estaremos en un 85-15 a nuestro favor, sino en un 70-30 ó 60-40… y eso si somos muy buenos jugadores (si fuera mi caso, como buen fish que soy, en muchas ocasiones iré 50-50 o incluso por debajo)

CONCRETANDO:

Ahora es cuando me decís: “Que sí tío, que no seas brasas. Ya sabemos que hay que cuidar la banca…¡¿pero como (coj#@es), perdón, narices se hace eso?!”

Y ahora es cuando yo digo que no existe una regla estándar que sea fija e inalterable, cuidar la banca depende de nuestras preferencias de juego (jugamos fixed limit, nolimit, mesas de cash, sit&go, MTT, etc…), de nuestro estilo de juego (somos agresivos, conservadores, jugamos muchas manos, pocas, shortstack, bigstack, etc.), del nivel en que estemos jugando, de si las mesas son Full Ring (9 ó 10 contrincantes) o Short Ring (5 ó 6 rivales), de nuestro nivel (si somos ganadores claros o marginales)…

En definitiva, depende de tantos factores que yo soy incapaz de decir cual es la gestión de banca óptima. Ahora bien, como se me da muy bien resumir, copiar y pegar. Lo que voy a ofreceros en mi próxima entrada es un resumen de lo que dicen las fuentes que yo he consultado y os dejaré a vosotros el trabajo de digerir la información y decidir que gestión de banca os resulta mas acertada.


Leave a Reply