Twitter
Facebook

Sobre peces y Tiburones

Esta entrada es tremendamente simple, y sin embargo es un concepto que muchos buenos jugadores no tienen claro y por eso terminan siendo perdedores.

Ya he hablado muchas veces de lo importante que es respetar nuestra banca para evitar que una mala racha nos lleve a la bancarrota, pero es que además jugar dentro de banca hará que juguemos en un nivel donde nosotros somos los tiburones y no los fishes.

Si jugamos en límites donde el nivel sea mejor que el nuestro, las pérdidas nos harán bajar de límite a otro y así sucesivamente hasta que estemos en un límite donde seamos ganadores, igualmente si el nivel es inferior al nuestro los beneficios nos permitirán escalar límites hasta alcanzar nuestro tope.

Y esto es cierto, pero también es cierto que no todos los jugadores dentro del mismo límite tienen el mismo nivel. Esto es, podemos estar jugando NL10, por ejemplo, y encontrarnos en la misma con un tío buenísimo y con dos paquetes. Y esta es la clave del ganador de póker.

EL OBJETIVO NO ES SER EL MEJOR JUGADOR DEL LÍMITE, SINO GANAR EL DINERO DE LOS JUGADORES QUE SON PEORES QUE NOSOTROS.

El buen jugador no busca ser el mejor de los tiburones, lo que busca es pelar al máximo de fishes posibles. Lo que busca son jugadores recreacionales que jueguen por diversión sin una estrategia clara, gente incauta que no haya estudiado en profundidad la dinámica del juego, gente que se ha apuntado a la sala porque vió un anuncio en la tele y le pareció guay, gente que no lo sabe, pero que tarde o temprano terminará perdiendo su dinero si no cambia de actitud y se lo toma en serio.

La pregunta de si quieres ser cabeza de ratón o cola de león, tiene una respuesta clara para el profesional del póker… Cabeza de ratón, mientras me preparo para ser cabeza de león.

Hay una frase que he oído/leido en muchos sitios que aunque no se quién la dijo describe perfectamente esto.

“De nada sirve ser el 9º mejor jugador del mundo si siempre te sientas con los 8 mejores”

Es por eso que existen softwares específicos para elegir en que mesa sentarnos, por ejemplo el tablescanturbo. Estos programas (cuando tenemos una buena base de datos) permiten identificar a los peores jugadores y en que mesas están sentados.

En definitiva, que los tiburones se hacen mas grandes comiendo pescaditos y no mordiéndose entre ellos, y que cualquier tiburón, por bueno que sea, si decide darse de dentelladas con otros tiburones terminará escaldado…o siendo el próximo ganador de las WSOP!! :)

 


Leave a Reply